UCR - Grupo La 3ª

30 DE OCTUBRE DE 1983

Podemos volver a la Argentina

Alicia miró otra vez el reloj. Eran casi las cuatro de la mañana. Debía ser medianoche en Buenos Aires.

Por un momento odió a Rubén por haberse marchado a la casa de sus amigos, pero lo entendía. Ella había preferido esperar en casa, no hubiera tolerado escuchar una palabra más de política. Hacía siete años que su marido había llegado a Madrid. Alicia solo cinco.

Los dos años de diferencia eran los que había tardado su padre para obtener su liberación. Por suerte para ella, la habían detenido durante una manifestación en el gobierno de Isabel Perón. Los que cayeron después, ya en pleno Proceso, habían sido menos afortunados. Muy pocos habían reaparecido.

Alicia había pasado esos dos años en la prisión de Villa Devoto pero "legalizada" desde el comienzo.

Apenas ella había sido apresada, Rubén logró salir de la Argentina junto a la mayor de las chicas, Natalia, entonces de dos años. Casandra, la menor, nació en Madrid. Lentamente, habían logrado reconstruir su vida en común. Los interrogatorios, los compañeros que llegaban sin estar "legalizados" y que luego eran "trasladados"., cada tanto volvían los recuerdos.

Alicia miró otra vez el reloj. Las cuatro y cuarto, ya. En la Argentina la cosa debía estar "cocinada". El pueblo festejaba su victoria. Se imaginó a si misma en el sector de la Plaza reservado a la "Gloriosa.", la mano derecha en alto, con los dedos índice y mayor enhiestos. Volverían, claro que volverían.

La sobresaltó el ruido en la cerradura.

Miró ansiosa a Rubén: estaba eufórico. El la abrazó con fuerza. Con una mezcla rara de grito y susurro, le dijo lo que ella tanto había esperado. Atrás quedaban las torturas, la prisión, la soledad y el exilio:

-¡Podemos volver a la Argentina!... ¡Podemos volver a la Argentina!

-¿Ganamos?

-¡No, perdimos, perdimos!... ¡Podemos volver a la Argentina!

En Buenos Aires, hacía veinte minutos que había terminado el treinta de octubre de 1983 y Raúl Alfonsín era el nuevo presidente de la Argentina.

Enrique Gleizer - Revista Respuesta Año II Nº 11 Marzo de 1987

 

©2004 Grupo La 3ª