UCR - Grupo La 3ª

Aristóbulo Del Valle

por Nicolás Cambón

Aristóbulo Del ValleAristóbulo del Valle nació en Dolores, el 15 de Marzo de 1845, y falleció el 29 de Enero del año 1896. Contrajo matrimonio con Julia Tejedor, sobrina de Carlos Tejedor, contra el cual Del Valle luchó, en 1880, cuando el gobernador de la provincia de Buenos Aires se oponía tenazmente a la federalización de la Ciudad de Buenos Aires.

Al comenzar sus estudios que luego lo doctoraron en jurisprudencia conoció a su gran amigo, y soñador como él, Leandro Nicéforo Além. Con él ensayaron sus primeras armas en la política, militando en las filas autonomistas de Adolfo Alsina. Integraban el llamado federalismo porteño.

Ideológicamente Del Valle se formó bajo la influencia de su maestro, Vicente Fidel López, y la de Sarmiento. Sumado a una tendencia romántica y una información positivista característica de su tiempo: demócrata en política, constitucionalista en la esfera jurídica, y proteccionista en la economía, tuvo el mas alto concepto del Estado Nacional y luchó por su ordenamiento.

En 1870 se sanciona la ley de reforma de la Constitución, y es ungido como convencional constituyente, en donde demuestra sus grandes dotes de orador.

Participa activamente de la campaña contra la fiebre amarilla, en la asistencia de enfermos, y en 1872, es elegido Diputado Bonaerense junto a Além, Pellegrini, y Dardo Rocha. Dos años después fue nombrado Ministro de Gobierno de la Provincia, cargo que ratifica Carlos Casares al asumir la gobernación en el ´75, desde donde defiende la posición minifundista, agraria y pobladora.

Es electo Senador Nacional en 1876, cargo que ejercerá por casi quince años, y que lo lleva a ser conceptuado como el mas destacado parlamentario de su tiempo.

En 1877 Alsina pacta con Mitre, y el a la autodenominada “popular y democrática del Autonomismo” se abre del partido, fundándose el Partido Republicano; su principal mentor era del Valle.

Julio A. Roca es electo presidente en 1880, y se logra aquello por lo que tanto lucharon junto a Hipólito Yrigoyen desde el Congreso, la federalización de la ciudad de Buenos Aires. Se enfrentan fuertemente a la política oligárquica y autoritaria de Roca.

En 1886 Juárez Celman, es el nuevo presidente tras una nueva jugada del ex-presidente Roca. Del Valle se opone a la política oligárquica, continuista del gobierno anterior, sumado a una particular, opuesta a su concepción de “un fuerte Estado Nacional”. Da una lección de teoría democrática en su defensa de la opinión pública y la soberanía popular.

En 1889 comienza junto a Leandro Além y Mariano Demaría a captar voluntades para lo que sería la “Revolución del 90” , con una prédica en favor de la moralización de las prácticas electorales, de la defensa y administración estatal de los servicios públicos, de los límites que debían ponerse al ejecutivo, y de la defensa del patrimonio estatal. Além comienza a trabajar con la Juventud Cívica.

La Juventud y A. Del Valle intentan captar el apoyo de Mitre, quien se opone, y surge el mitin´ del 1 de Septiembre de1889, realizado en el “Jardín Florida”, en el que hablan Delfín Gallo, Vicente López, A. Del Valle y cierra L. Além.

Realizan graves denuncias de corrupción en el Senado, renuncia el gabinete entero, dando conjeturas sobre un manejo de fondos ilegal por parte del gobierno: se llevará a cabo el 13 de Abril de 1890 un mitin´ donde según Del Valle “...quedó organizada la Unión Cívica...”, y se elige a Além como presidente.

La conspiración culmina con la llamada “Revolución del Parque”, cuyo resultado final se aleja de lo pensado, sólo renuncia Juárez Celman, y Del Valle afirma que se derrotaba al gobierno sólo “para devolverlo al pueblo”.

Asume el vice Pellegrini, y convoca a un gabinete progresista, con Vicente López como ministro, a lo que del Valle opone una “resistencia pasiva”. Al acercarse las elecciones el candidato Cívico Mitre, pacta con Roca, el enemigo mas temible de los cívicos y sus aspiraciones. Se escinde la Unión Cívica en Nacionales (a favor) y Radicales (en contra), Del Valle no adhiere en principio a ninguna de las fracciones: creía en una unificación; Desautorizado y cuestionado, renuncia a su cargo de Senador. Es convocado a formar parte del gobierno, pero condición a su llegada a la convocatoria de Hipólito y Bernardo de Irigoyen, los tres rechazan la propuesta porque “nada es posible sin la libertad electoral”. Sus proyectos sobre este tema son ignorados, y culmina 1891 en medio del desaliento moral, y los quebrantos físicos, tras dos operaciones. Su ausencia fue total durante 1892, y hasta mediados de 1893, que el nuevo presidente Luis Sáenz Peña, lo convoca en un momento crítico de su gestión. Del Valle acepta, y arma un gabinete con Mariano Demaría, Lúcio López, y otros integrantes de la U.C.R. Presenta un programa radical de gobierno, y comienza el desarme de ejércitos provinciales para interviene las provincias, frente a la tenaz oposición de los conservadores, para reorganizarlas sobre la base del libre sufragio, objetivo compartido con los revolucionarios, los rebeldes intentan tomar el gobierno de la provincia, y del Valle, interventor, es acusado como colaborador de éstos, Sáenz Peña le niega su apoyo (también molesto porque la investigación sobre corrupción tocaba a su entorno), del Valle renuncia y con él todo su gabinete, lo aclama una multitud. Como abogado defiende a los revolucionarios.

En 1894 es elegido rector del Instituto Libre de Enseñanza Secundaria.

La última mención política de Aristóbulo del Valle antes de su muerte lo ubica colaborando con Alem, Torino, y Demaría, electos diputados, y Bernardo de Irigoyen, electo tambien senador, por la Unión Cívica Radical de Capital Federal, en la elecciones de 1995, grupo del cual se desvincula, luego, ante graves quebrantos de salud. 

©2004 Grupo La 3ª